Sartu deitu gabe / Entre sin llamar 2017

ATARI elkarteak urtero egiten dituen ekintzen artean dagoen Sartu deitu gabe proiektuak gure inguruko eraikinak bisitatzeko aukera ematen digu, gidari aditu baten laguntzarekin ulertu eta bere testuinguruan kokatzeko. Aurten azpiegiturak hartu ditugu mintzagai: gure herri eta hiriei zerbitzua eskaintzen dizkien eraikinak hain zuzen.

Jardunaldi hauetara etortzeko ezinbestekoa da sarrerak aurrez hartzea, bisita bakoitzaren informazioaren ondoan azaltzen diren esteketan klik eginez. Sarrerak erreserbatu eta joan ezinean izanez gero, arren, abisua pasa beste norbaitek joateko aukera izan dezan. Ordaindutako sarreren kasuan, ordaindutakoa itzultzeko arrazoi bakarra ekintza bertan behera geratzea izango da.

Proiektu hau Kutxaren Gizarte Ekintzaren eta Gipuzkoako Foru Aldundiaren babesari esker egingo da, beraiei gure eskerrik beroenak emandako laguntzagatik.

Englobado dentro de la programación anual de ATARI, el proyecto Entre sin llamar ofrece la posibilidad de visitar edificios singulares de nuestro entorno en compañía de un experto guía que interpretará y contextualizará los mismos. Este año, las visitas tendrán en común que se tratarán de infraestructuras. En concreto, edificaciones que proveen de servicios a nuestros pueblos y ciudades.

Para asistir a estas jornadas es necesaria la inscripción previa, haciendo click en los enlaces que se detallan junto a la información de cada visita. Si reservan entradas y no pueden asistir, rogamos que lo notifiquen para que otras personas puedan acudir en su lugar. En el caso de las entradas de pago, la única razón para la devolución del importe será la cancelación del evento.

Este proyecto se realizará gracias al patrocinio de la Obra Social Kutxa y de la Diputación Foral de Gipuzkoa, a los que agradecemos su ayuda.


kutxa


Faro de la isla Santa Clara uharteko itsasargia

Photo by La Tête Krançien  

Datorren bisitaldian Santa Klara uharteko itsasargia ikusteko aukera izando dugu. Itsasargia irlako muinoan kokatzen da, uhartearen ekialdean. IKontxako badia zeharkatuko dugu itsasontziz bertaratzeko, eta han 45 m inguruko altuera igo beharko dugu Itsasoaren mailatik Pasaiako Portuak kudeatzen duen itsasargiaren eremura iritsi arte. Pasaiako Portuaren baimenarekin eta, gaur egun Igeldoko itsasargian bizi den fareroak lagunduta, eraikin historiko hau barrutik eta kanpotik aztertuko dugu. Donostiar oro ezagutzen du irlako itsasargia, izan ere hiriko puntu esanguratsunetatik ikus baidaiteke, baina gutxi dira barrutik ikusi izan dutenak.

1864. urtean erakita, 1847ko espainiar kostaldeko argiztapen planaren harira, gaur egun ere bere funtzioa betetzen jarraitzen du: itsasontziak Donostiako portura gidatzea. Egunez, bere kokapen eta formarengatik ikusgarria da, flysch gipuzkoarraren horma bertikalen gainetik. Ilunabarrean, automatikoki pizten da eta bere kokapen estrategikoari esker eta argi-pultsuen sekuentzia bereziari esker, nabigatzaileak identifikatu egiten du eta  horrek bere burua itsasoan kokatzen laguntzen dio. Urteekin batera eraikinak hainbal aldaketa jasan ditu. Adibidez, goiko solairua gehitu zitzaionean teilatua estalki igarogarrian bihurtu zen. Estalki horretaraino igoko gara karakol-eskaileraren bitartez goiko partean argiztapen mekanismoak gordetzen dituen linterna txikiraino. Oraindik mantentzen da optika zaharra, Barbier, Bénard & Turenne garai hartako Parisko fabrika ospetxuan ekoitzitakoa. Berarekin batera, gaur egungo argiztapen sistema berria ere, LED lanpara bat, Fresnel lente zaharraren gainean jarrita eta estalkiko fotoboltaikoek elikatuta.

Cristina Iglesias artista donostiar ospetsuaren artelan kontzeptuala eraikitzen hasi baino lehen, aukera paregabea izango dugu fareroak hemen nola bizi ziren imaginatzeko, bertan gelditzen baitira etxebizitza izanaren zantzuak. Santa Klara irlako itsasargia ez da soilik Donostiako kostaldeko paisaiaren elementu nagusi bat, baizik eta gure ondare historiko, artistiko, teknologiko, industrial eta itsas-portuaren parte bat. Itsasargia, hamarkadetan gauero kostaldea argiztatu duena, merkataritzaren, arrantza edo garraioaren segurtasuna bermatzeko balio izan du, marinelen belaunaldiek bizi izan dituzten esperientziak eta beharrak gogora ekarriz. Gaur egun, punta-puntako satelite bidezko nabigazio teknologien garaia honetan, itsas argiztapenaren beharraren inguruan gogoeta egingo dugu, eta baita ere eraikin historikoen mantentze, birgaitze eta erabilera berriak bilatzearen garrantziaren inguruan solastuko dugu adibide gisa fareroaren etxebizitza hartuta.

  • NOIZ: Igandea, 2017ko abenduak 24, goizeko 10:30etan.
  • NON: Donostiako Portuan, irlarako untzien mollan.
  • GIDAK: Maite Crespo.

Durante la próxima jornada visitaremos el faro de la Isla de Santa Clara, ubicado en un pequeño promontorio en la parte oriental de la misma. Después de una corta travesía a por la bahía de la Concha subiremos unos 45 m sobre el nivel del mar para entrar en el recinto del faro, propiedad de la Autoridad Portuaria de Pasaia. Con el permiso especial del Puerto de Pasaia y acompañados también por el farero, residente en el vecino faro de Igeldo, exploraremos por dentro y por fuera este histórico edificio. Al ser visible desde los parajes más relevantes de la urbe, el faro de la isla es conocido por todos los donostiarras, pero no muchos han podido visitar su interior. 

Construido en 1864 en el marco del plan de alumbrado de costas españolas de 1847, aún hoy el pequeño faro sigue cumpliendo su función original: guiar a los navíos hacia el puerto donostiarra. Durante el día, destaca por su emplazamiento y forma, sobresaliendo las verticales paredes del flysch gipuzkoano. Se enciende automáticamente al atardecer y gracias a su estratégica posición y la diferencial secuencia de pulsaciones lumínicas permite a los navegantes identificarlo y ubicarse en el mar. Con el paso de los años el edificio ha tenido varias modificaciones. Por ejemplo, se le añadió una planta superior, convirtiendo así su cubierta en transitable. Subiremos a ella a través de la preciosa escalera de caracol, coronada por una pequeña linterna que alberga el mecanismo de iluminación. Aún se conserva la antigua óptica del faro, procedente de la casa Barbier, Bénard & Turenne, el fabricante parisino más importante de la época. Podremos apreciar también la nueva faceta del faro - encima de la antigua óptica de lente de Fresnel está puesta la nueva lámpara de LEDs, alimentada por paneles fotovoltaicos de la cubierta.

Antes de que comience la construcción de una obra conceptual de la reputada artista donostiarra Cristina Iglesias en el interior, tendremos la oportunidad única de imaginar cómo vivían los torreros en este faro, ya que aún quedan indicios de la antigua vivienda del farero. El faro de Isla de Santa Clara no solo representa un elemento clave del paisaje costero de Donostia, sino que también forma parte de nuestro patrimonio histórico, artístico, tecnológico, industrial y marítimo-portuario. El faro, iluminando la costa cada noche durante décadas, ha servido y sirve para garantizar la seguridad del comercio,  la pesca o el transporte, y nos evoca las experiencias y necesidades que pudieron vivir varias generaciones de marineros. Reflexionaremos sobre la necesidad del alumbrado marítimo en la actualidad, en la era de las tecnologías punteras de navegación vía satélite, y también sobre la importancia de conservación, rehabilitación y dotación de nuevos usos complementarios a los edificios históricos que quedan sin uso, como puede ser la vivienda del farero en la isla de Santa Clara.

  • CUÁNDO: Domingo, 24 de diciembre de 2017, a las 10:30 de la mañana.
  • DÓNDE: Puerto de San Sebastián, muelle de las embarcaciones a la isla.
  • GUÍAS: Maite Crespo.

Cementerio de POLLOE hilerria

Photo by Carmen Alonso Suarez

Hileta errituak gizakiaren kezka handienetako bat izan dira, konzientzia hartzeko momentutik bertatik. Hallstatt-eko kutxa zelaietatik euskal geografian aurki daitezken trikuharri megalitikoetara, historian zehar bi tendentzia nagusiak kultura desberdinen aldetik han hemenka hartuak izan dira. Erromatarrek harresiaz kanpoko lurperaketak egiteko erabakitik katolizismoaren hilerriak espreski sortzeko aukerara arte.

 

2010ean Europako Kontseiluak Polloeko Udal Hilerria "Europako Hilerrien Bidean" sartzeaerabaki zuen. Bertan ikus daiteke nola XIX. mendeko hiri espainiarrek hiriaren hazkunde burgesaren kontzeptua hilerrietara eraman zuten, planta ortogonalak, hiribide zabalak eta kale estuagoak eginez, esparru txikiak sortuz, maila jerarkikoen arabera: hilerriaren hasierako familien mausoleoetatik bukaerako lurperaketa komunaletaraino

  • NOIZ: Larunbata, 2017ko abenduak 30, goizeko 11etan.
  • NON: Polloe hilerrian.
  • GIDAK: María Ordóñez.
  • Sarrera debaldekoa da, baina izena eman behar da beheko botoian klik eginda.

El rito funerario habrá sido una de las grandes preocupaciones del ser humano, desde la propia toma de conciencia del mismo. Desde los campos de urnas de la cultura del Hallstatt a los dólmenes megalíticos que salpican la geografía vasca, a lo largo de la historia las dos principales tendencias han ido alternándose como la opción preferente de las diferentes culturas. Desde los romanos que tomaron la decisión de enterramientos extramuros a lo largo de las vías de acceso a las ciudades y después el catolicismos que construye las primeras infraestructuras específicas para ellos.

En 2010 el Consejo de Europa cataloga el cementerio de Polloe dentro de la “Ruta Europea de los Cementerios”, donde se puede observar cómo en la ciudades españolas de finales del siglo XIX transfirieron el concepto de expansión urbana burguesa al cementerio en un trazado ortogonal con amplias avenidas cortadas por calles más estrechas, formando así pequeños recintos donde las fueron establecidas siguiendo un orden jerárquico: desde las bóvedas familiares, cerca de la entrada a las tumbas comunales al final del cementerio.

  • CUÁNDO: Sábado, 30 de diciembre de 2017, a las 11 de la mañana.
  • DÓNDE: Cementerio de Polloe.
  • GUÍAS: María Ordóñez.
  • Entradas gratuitas, con inscripción obligatoria haciendo click en el botón de abajo.

Presa de ARRIARAN urtegia

   

El suministro de agua es desde tiempo inmemoriales el factor fundamental de la fundación de las ciudades. Desde la búsqueda de su emplamiento a construir toda una red de abastecimiento, que configura y modifica el territorio. Aquí, en Gipuzkoa, donde el agua ha sido un problema más por su abundancia que por su escasez, no es hasta el aumento demográfica de la época moderna cuando se plantean estas grandes infraestructuras.

Las localidades de Beasain, Idiazabal, Lazkao, Olaberria, Ordizia, Ormaiztegi, y Segura, son abastecidas gracias al embalsa de Arriaran, que se encuentra en un estrecho valle en la cabecera del barrio de Arriaran y bajo los núcleos rurales de Garin y Astigarreta, todos ellos pertenecientes al municipio de Beasain. El embalse se inauguró el 28 de julio de 1994, con una capacidad de 2,3 millones de metros cúbicos. 

Los muros de contención fueron levantados al mismo tiempo que la obra de arte del escultor Nestor Basterretxea. Esta obra está compuesta por dos elementos asimétricos, ambos lados del aliviadero, que alcanzan 24 m de altura y son definidos por su autor como embudos abiertos hacia el cielo.

  • NOIZ: Larunbata, 2018ko urtarrilak 13, goizeko 11etan.
  • NON: ARRIARAN urtegian, Beasainen.
  • GIDA: Peio Aguirre.
  • Sarrera debaldekoa da, baina izena eman behar da beheko botoian klik eginda.

El suministro de agua es desde tiempo inmemoriales el factor fundamental de la fundación de las ciudades. Desde la búsqueda de su emplamiento a construir toda una red de abastecimiento, que configura y modifica el territorio. Aquí, en Gipuzkoa, donde el agua ha sido un problema más por su abundancia que por su escasez, no es hasta el aumento demográfica de la época moderna cuando se plantean estas grandes infraestructuras.

Las localidades de Beasain, Idiazabal, Lazkao, Olaberria, Ordizia, Ormaiztegi, y Segura, son abastecidas gracias al embalse de Arriaran, que se encuentra en un estrecho valle en la cabecera del barrio de Arriaran y bajo los núcleos rurales de Garin y Astigarreta, todos ellos pertenecientes al municipio de Beasain. El embalse se inauguró el 28 de julio de 1994, con una capacidad de 2,3 millones de metros cúbicos. 

Los muros de contención fueron levantados al mismo tiempo que la obra de arte del escultor Nestor Basterretxea. Esta obra está compuesta por dos elementos asimétricos, ambos lados del aliviadero, que alcanzan 24 m de altura y son definidos por su autor como embudos abiertos hacia el cielo.

  • CUÁNDO: Sábado, 13 de enero de 2018, a las 11 de la mañana.
  • DÓNDE: Embalse de ARRIARAN, en Beasain.
  • GUÍA: Peio Aguirre.
  • Entradas gratuitas, con inscripción obligatoria haciendo click en el botón de abajo.
GuardarGuardar