A Fine Line: Scenarios for bordering conditions

Atari KA, 01/21/2018

Workshop-Expo-Publicación

https://vimeo.com/afinelinemugak

Fechas: Taller: 9 a 12 de nov. de 2017.  Expo: 12 de dic. de 2017 a 31 de ene. de 2018.

Equipo comisarial: Lys Villalba, Maite Borjabad, Lluis A. Casanovas, Enrique Espinosa.

Dirección artística y editorial: Jorge López Conde

Coordinación y producción: Atari KA.

Equipos participantes: C+Arquitectas, CAMPO, Cooking Sections, Echoing Borders, Matteo Ghidoni, Husos, Kosmos Architects, M7red, Gili Merin, Pez Estudio, RUJA, Malkit Shoshan, Takk, Taller de Casquería, URBZ, Venida Devenida.

Localización: Taller: Tabakalera      Expo: Convento Santa Teresa.

Colabora: Gobierno Vasco, Diputación Foral de Gipuzkoa, Tabakalera.

Testuinguru arkitektonikoan, lerro baten konplexutasuna dimentsio geometrikoaren arabera aztertu liteke. Tresna grafiko soil bat bezala ulertu genezake; espazioak eta sustantziak mugatzen dituen mekanismo formal bat, zeinek, edozein gainazaletan, barneratze eta kanporatze parametroak ezartzea ahalbidetzen dituen; muga edo limite bat non lehen batera zeuden elementuak banandu, ezberdindu eta klasifikatzen diren. Baina, zer gertatzen da elementu hauen artean lerro bat marraztean? Zer gertatzen da orain “izaera ezberdinekoak” diren entitate berri hauen artean? Zeintzuk dira ezberdintze hauek ahalbidetzen dituzten mekanismoak? Lerro bati egindako edozein azterketa obsesibok beti eramango gaitu ondorio berberera: lerro batek banatzen dituen entitateen artean gauza bakar bat baino ez dago, lerroaren lodiera.

A Fine Line elkarrizketa eta eztabaida plataforma bat da. Bere helburua lerroen azpian ( eta aldeetan) ezkutatzen diren errealitateak aztertzea da, bereziki hauen muga kondizioak aintzat hartuz, MUGAK, Donostiako I. Nazioarteko Arkitektura Bienalean proposaturiko gaia. Proiektu honek kontzeptu honen analisia eta problematizazioa planteatzen du arkitektura eta bere inguruen ikuspuntutik, bere polisemia eta konplexutasuna onartu eta ikusarazteko borondatearekin, gogoeta politiko-geografikoak gaindituz.

Proiektua bi etapatan banatu da. Lehen fasean, 16 nazioarteko arkitektura talde gonbidatu dira muga ideiaren inguruan iruditegi bat diseinatu eta hausnarketa bat egitera. Emaitzek, kontzeptu honek barneratzean dituen arreta gai arras ezberdinak jartzen dituzte mahai gainean. Proposamen ezberdinek haien arreta gai arras ezberdinetan jartzen dituzte, adibidez, inportazio-esportazio politiketan, elikagaiak eta produkzio transnazionalen logikan,  generoen arteko trantsizio mailan, muga politiko-territorialen espazioen inguruko ikuspegi utopiko zein exodoek bezalako fenomenoek azpiegitura, erakunde edo gizabanakoen gorputzetan inprimatzen dituzten kondizioetan besteak beste.

Proiektuaren bigarren faseak eztabaida plataforma publiko eta hitz ezberdinetara zabaldu da. 16 partaide izan dituen tailer batean, gonbidaturiko 16 taldeek bidalitako materiala aztertu, berpentsatu eta itaundu da, hauen edukia bereganatuz, hauen iruditeriak hedapen zabalago bat ahalbidetzen duen ikus-entzuneko  formatu batera itzuliz. Modu honetan, A Fine Line MUGAK-eko zuzeneko denbora eta espazio fisiko bat bilakatzen da, aurreko faseko  taldeek proposaturiko muga ideien produkzio performatiboa garatzen duen ikus-entzuneko laborategi bat. Ikus-entzuneko pieza berri bakoitza, aurreko edukien berrirakurketaren bitartez, modulazio berri bat bilakatzen da. Lan hauek A Fine Line-ek eraiki nahi duen nozio bildumara gehitu dira.

 

A Fine Line es una plataforma de conversación y debate, dentro de la Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi MUGAK, que explora las realidades que se esconden bajo -y a los lados- de los grosores de línea, con especial atención a su condición de frontera. Este proyecto plantea un análisis y problematización de este concepto desde la arquitectura y sus entornos, con la voluntad de asumir y visibilizar su complejidad y polisemia, trascendiendo su consideración meramente político-geográfica.

El proyecto se divide en dos etapas En una primera fase, se invita a 16 equipos de arquitectura internacionales a reflexionar y diseñar un escenario en torno a una idea de frontera. Estos equipos son relevantes y emergentes; entre ellos encontramos premios internacionales o responsabilidades educativas singulares (por ejemplo M7red con parte de la red de Forensic Architecture, ganadores del premio Turner 2018; Cooking Sections son también junto a Forensic responsables de investigación en Goldsmiths (Londres), Malkit Shoshan o Matteo Ghidoni han participado con reconocimiento en Bienal de Venecia; Venida Devenida, Echoing Borders o Husos lo hicieron en la última Trienal de Oslo; Urbz participó en Uneven Growth en MoMA). Este conjunto de participantes manifiestan como una Bienal o un proyecto financiado públicamente puede ser útil para apostar con riesgo por la innovación y la investigación, ayudando a consolidar y a dar espacio a carreras profesionales con proyección global, generando además proyectos inéditos ad hoc.

Los resultados ponen sobre la mesa la disparidad y polisemia que este concepto entraña:las diferentes propuestas ponen el foco en cuestiones tan dispares como las políticas de importación-exportación, la alimentación y las lógicas de producción  transnacionales, las graduales transiciones entre géneros, visiones utópicas en torno al propio espacio de la frontera político-territorial, así como las condiciones reales que fenómenos como éxodos imprime sobre infraestructuras, organizaciones o vidas y cuerpos individuales, entre otros temas.

La segunda fase del proyecto amplía la plataforma de debate a diferentes públicos y voces. A través de un taller que cuenta con 16 participantes, el material recibido por los 16 equipos invitados es analizado, repensado e interrogado mediante su apropiación material, traduciendo sus imaginarios en un formato audiovisual que permita su mayor circulación. Así pues, A Fine Line deviene, en el espacio físico y tiempo en directo de Mugak, en un laboratorio cinematográfico  de producción performativa de las nociones de frontera propuestas por cada uno de los equipos en la fase previa. Cada nueva pieza audiovisual se convierte, a través de la relectura que hace de materiales previos, en una nueva modulación. Estas piezas se suman al repertorio de nociones de frontera que A Fine Line pretende construir.

La exposición, dispuesta en Convento de Santa Teresa, permite reconstruir las  especulaciones y exploraciones desarrolladas tanto en la fase de investigación como de taller, revisitando materiales originales inéditos y contenido audiovisual producido para el proyecto, permitiendo que el público pueda acceder a nuevos escenarios de la disciplina arquitectónica donde las fronteras entre lo amateur y lo profesional, lo técnico y lo ciudadano se diluyen, invitando al visitante a formar parte de las reflexiones y conversaciones iniciadas con el proyecto.

Además, una publicación trilingüe (euskera, inglés, castellano), en formato a6 y 170 páginas, recopila todos los proyectos (con imagen y texto) y amplía la reflexión mediante textos de los comisarios y otros pensadores invitados en torno a la ciudad y al tema propuesto.